Conferencia sobre misiones infantiles

Carlos Odicio, director de BCM Perú, nos estuvo visitando con su esposa Marion, hijo Jared e hija Laurita.  Carlos vino para compartir con nosotros una visión diferente sobre misiones.  Fue sumamente refrescante y desafiante escudriñar juntos pasajes harto conocidos bajo la luz de las misiones infantiles.

La primera noche Carlos nos mostró un video de la gran necesidad de la niñez a nivel mundial.  Luego empezó su mensaje contándonos cómo Dios le dijo a Josué que, cómo estuvo con Moisés, así estaría con él, y lo poderoso que es pensar que así como el Dios todopoderoso estuvo con Moisés y Josué, están con nosotros y quiere hacer grandes cosas.  Dios hizo grandes cosas con y a través de Moisés; la historia de Moisés empieza en el capítulo 2 de Éxodo, pero Carlos nos invitó a pensar en el capítulo 1, porque si no hubiera el capítulo 1, no existiría el capítulo 2.

En el capítulo 1 nos habla sobre cómo el rey de Egipto quiso interrumpir los planes de Dios, de la misma manera cómo Satanás hoy, a través de los reinos y situaciones de este mundo está intentando interrumpir los maravillosos planes que Dios tiene para con nuestros niños.  Pero, los planes de Dios no pudieron ser interrumpidos por el rey de Egipto porque hubieron unas mujeres que temieron a Dios, y preservaron la vida de los niños.  Este hecho, no sólo resultó en gran bendición para las parteras y sus familias (Ex. 2.21) sino que además resultó en la liberación del pueblo de Israel de la esclavitud de Egipto.  Carlos nos desafió a preservar la vida espiritual de nuestros hijos para que los planes Dios se desarrollen y resulten en la liberación de muchas almas esclavizadas del pecado.

La segunda noche Carlos nos habló sobre el proceso del aprendizaje: oir, apropiarse de lo oído, practicar y transferir.  Muchas veces y con muchos ejemplos nos mostró este proceso.  Luego,  a través de Deut. 6, nos mostró cómo desde el punto de vista de Dios, es nuestra responsabilidad, no sólo oir y practicar, sino también transferir todo eso a nuestros niños.  Por último, Carlos abrió nuestros ojos a la realidad de Mateo 18… Dios no quiere que se pierda ninguno de estos pequeños, y mostrando el capítulo entero dentro de su contexto, vemos que el Señor se está refiriendo efectivamente a los niños!  Wow!  Poderoso.  La iglesia en general fue tocada por esta revelación de Dios y su amor por los niños.  Dios te bendiga Carlos en tu obra por los niños del Perú y del mundo!

Sin Categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *